Ordeñandola como una vaca

Ordeñandola como una vaca